Cruella, entendiendo al monstruo

Cruella

Título original: Cruella

Dirección: Craig Gillespie

Año/País: 2021/ EEUU

Reparto: Emma Stone, Emma Tompson, Joel Fry, Paul Walter Hauser, John McCrea, Emily Beecham…

Duración: 134 minutos

Género: Comedia, Precuela

No soy el primero ni seré el último en decir que en la industria del cine  no se tienen ideas desde hace años (casi se podría hablar de décadas). Cada cierto tiempo salen películas que nos fascinan, nos llevan al huerto y que serán recordadas (no se si estudiadas) dentro de unos años, pero la gran mayoría son productos de su época, curiosas, entretenidas, pero poco más. Hacer caja y a otro título mariposa.

Mucho se ha hablado de la crisis de las salas, acrecentada por la proliferación de plataformas y agravado por la pandemia, pero no podemos poner excusas una y otra vez. No hay ideas. Apenas surgen nuevos personajes de esos que te agarran y no te sueltan, no hay líneas de diálogo que se queden como un tatuaje, no hay escenas (no me refiero a planos) que enamoren. Y no los hay en el momento de oro de la tecnología, cuando todo es posible a la hora de contar con imágenes una historia. 

Sagas interminables de superhéroes, secuelas, reboots… y ahora vamos con las precuelas donde nos sacamos de la manga un perfil psicológico. Tuvimos la estupenda Joker, caen de vez en cuando títulos sobre villanos de los cómics, y ahora llega Cruella, para hacernos creer, a aquellos cuarentones y subiendo, que la malvada de ‘101 dálmatas’ no es más que una pobre chica a la que ahora podemos justificar todo lo que haga.

La película comienza de manera pizpireta, con una desenfadada voz en off buscando precisamente lo que consigue, que nos identifiquemos o que al menos nos caiga bien la protagonista. Algo que no me parece mal, pero que choca con esa moral Disneyana del bien y el mal, pero bueno, corren otros tiempos… Pronto vemos que esta pobre chica, una traviesa de tomo y lomo, se cree causante de la muerte de su madre, que ha sido atacada por unos dálmatas. Ya sólo por eso yo odiaría a esa raza de perros de por vida.

La chica, amante de la moda, se convierte en un nombre prometedor y llega a los oídos de la baronesa von Hellman, que no estará dispuesta a que nadie le haga sombra. Aquí empieza el choque entre las dos ya que, además, la culpable real de la muerte de la madre de la joven es la propia baronesa. Originalísimo punto de inflexión, que no lo es tanto, pero bueno.

A partir de aquí se suceden una serie de escenas cada cual más inverosímil hasta para ser una película de Disney, todo empaquetado por supuesto en una factura brillante y el duelo interpretativo de las dos Emmas tiene momentos. Todo lo que va sucediendo es predecible y poco emocionante y el desenlace resulta absurdo. Para rematar, tenemos la inevitable escena en medio de los créditos (qué manía tienen con estas escenas ocultas) que se carga la idiosincrasia del personaje.

Una película que no es para adultos, pero que tampoco parece que esté muy orientada a los pequeños. Un híbrido de varias películas que no acaba de triunfar en ninguno de los géneros que quiere abordar.

Lo mejor:  La siempre adorable Emma Stone, aunque no pegue ni con cola en este papel

Lo peor: A parte de lo dicho, la película es muy larga

Nota: 5

Cruella poster

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s