The assistant, el silencio cotidiano

Título original: The assistant
Dirección: Kitty Green
Año/País: 2019/ Estados Unidos
Reparto: Julia Garner, Matthew Macfadyen, Dagmara Dominczyk, Kristine Froseth, Patrick Wilson…
Duración: 81 minutos
Género: Drama

Hay maneras de anunciar una película que pueden llevar a engaño. El ansia por buscar espectadores incurre, en ocasiones, a falsear un poco lo que un título esconde, y eso lleva en la mayoría de los casos a una experiencia decepcionante, o por lo menos contradictoria. Algo así ocurre con The assistant, vendida en Filmin como el thriller definitivo sobre el Me too. Un disparate de slogan una vez visto el film.

La historia que nos cuenta Kitty Green, que también firma el guión, nos habla de algo que siempre se ha sabido y que con el escándalo Harvey Weinstein se pregonó a los cuatro vientos. El lamentable caso de los abusos sexuales en el mundo del cine, desde los despachos de las productoras y señores poderosos dispuestos a ofrecer papeles, en superproducciones, a jovencitas actrices en ciernes a cambio de ciertos favores. Una lacra que se debe de erradicar, y no solo en el séptimo arte.

Jane es una joven recién graduada que sueña con producir cine y entra a trabajar en los despachos de una productora como secretaria, chica para todo. Es una chica callada, introvertida y muy eficaz. Vemos su día a día reponiendo folios en la fotocopiadora, preparando los botellines de agua para las reuniones, encargándose de los horarios de todos los compañeros, recogiendo llamadas. Es en esas escenas que muestra la rutina de Jane donde se encuentra la mirada y puesta en escena elegante e Kitty Green.

De pronto un día en la productora entra una chica como ayudante, y pronto empiezan las sospechas de Jane. Habitaciones de hotel reservadas para la nueva secretaria, pendientes perdidos en el sofá del despacho del jefazo… y esa fragilidad que parecía mostrar se vuelve entereza cuando Jane decide denunciar internamente un posible caso de abuso sexual.

Los diferentes niveles de humillación, unos muy claros (los gritos del jefe, para hacerla ver que es imprescindible a los pocos minutos), otros no tanto (sus compañeros leen los mails de disculpas y le dicen qué tiene que poner) se van asumiendo en un día a día, en una especie de juego de estatus y de desigualdad consentida. O no, ya que se hace ver los peligros de luchar contra eso.

Un estupendo drama con un mensaje muy claro, que puede resultar aterrador, pero desde luego no se trata de un thriller, si no de una pequeña película independiente, de ritmo pausado, que si bien toca el tema de los abusos sexuales dentro de la industria no es sobre el Me too, es una película que va más allá, pero claro hay que enganchar a la gente.

Lo mejor: La estupenda Julia Garner y sus escenas de rutina
Lo peor: Que se trate de vender como algo que no es
Nota: 7
Otras obras de Kitty Green: Casting JonBenet, Ucrania no es un burdel

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s