Belushi, el camino del exceso

Título original: Belushi
Dirección: R. J. Cutler
Año/País: 2020/ Estados Unidos
Reparto: Intervenciones de Dan Aykroyd, Carrie Fisher, James Belushi, Chevy Chase, John Landis, Harold Ramis, Lorne Michaels…
Duración: 108 minutos
Género: Documental, Telefilm

Cuando se aborda el biopic de un famoso, sea del mundo que sea, puede hacerse de varias maneras; puedes llamar a los amigos, familiares y personas cercanas para que den testimonio (casi siempre favorable), se puede tirar de imágenes de archivo para hacer un retrato más o menos objetivo, se puede recurrir a lo más bajo utilizando más las sombras que las luces y tirando del morbo, o se puede intentar hacer un documental útil, que sea objetivo y subjetivo a la vez, que cuente cosas novedosas y ofrezca una mirada poliédrica del personaje.

Para R. J. Cutler no es nuevo este campo (de siete títulos que lleva como director este es su cuarto documental) y sabe lo que quiere, por eso abre una nueva brecha en el abordaje del auge y caída del actor y humorista John Belushi. Se diría que se ha dedicado más a un trabajo de archivo que a uno de creación, pero tampoco es del todo cierto.

Un personaje tan excesivo como Belushi no podía ser contado de manera convencional, con cuatro amigos, bustos parlantes, recordando con sonrisas tristes sus recuerdos con el homenajeado. No, aquí no vemos a ninguno de los participantes ya que todo son grabaciones de allegados, cintas que, en buena parte, si no casi todas, han permanecido inéditas hasta la aparición de este documental. Fueron grabaciones telefónicas de Tanner Colby a diferentes amigos y familiares del humorista cuando este falleció.

A estas grabaciones se le añaden un buen catálogo de imágenes de archivo, pero también hay un pequeño acto de creación, unos dibujos animados para ilustrar, y no hacer tan monótono el documental, la infancia y parte de la vida excesiva de John Belushi.

Más o menos ya conocemos la vida de excesos, la personalidad un tanto torturada e inestable, pero se agradecen las palabras de gente que trabajó tanto con él como Harold Ramis o Dan Aykroyd (éste último cuenta cómo le estuvo animando a salir del agujero provocado por las drogas diciéndole que estaba escribiendo algo para los dos, que resulta que era Los cazafantasmas).

El título de R. J. Cutler se ciñe a las grabaciones con lo que hay aspectos en los que no ahonda, su gloria y su infierno, sobre todo su infierno, es suavizado y podría dar la sensación de que no hace un perfil psicológico del personaje más allá del ídolo que se sentía vacío.

Un título realizado para la televisión que se ve con agrado, pero que deja un regusto descafeinado una vez empiezan los créditos finales.

Lo mejor: Las escenas de algunos gags de National Lampoon o Saturday Night Live.
Lo peor: El personaje merecía un acercamiento más intenso y sincero.
Nota: 6,5
Otros títulos de R. J. Cutler: Si decido quedarme, El mundo según Dick Cheney, Vogue, el número de septiembre

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s