Nomadland, la libertad como única opción

Título original: Nomadland
Dirección: Chloé Zhao
Año/País: 2020/ Estados Unidos
Reparto: Frances McDormand, David Strathairn, Linda May, Charlene Swankie, Bob Wells, Gay DeForest, Patricia Grier…
Duración: 108 minutos
Género: Drama, Road movie

Cuando aún estamos asimilando los ecos de la soberbia Tres anuncios en las afueras (Three billboards outside Ebbing, Missouri, Martin McDonagh, 2018), la oscarizada Frances McDormand vuelve a mostrarnos una clase magistral de interpretación en esta rara avis dirigida por la cada vez más grande Chloé Zhao, joven cineasta nacida en Pekín.

Una mujer pierde todo durante la recesión y decide, forzada, a echarse a la carretera y vivir de manera nómada, en busca de una libertad que se torna como la única opción posible. En el camino encuentra un asentamiento de marginados como ella, una comunidad que vive fuera de los márgenes de la sociedad, cuidándose entre ellos en una mirada, quizás, demasiado benévola.

No vemos a Fern, nuestra protagonista, atravesando un calvario, a pesar de su situación que se añade al hecho de ser viuda. Vemos que la gente que la rodea es amable, la cuida y trata de ayudarla, ofreciéndole incluso un techo. Ayuda que agradece pero no acepta, siguiendo ese camino impuesto por las circunstancias, pero en parte deseado, esa libertad que se ha convertido en la única vía de no huída, aunque pareciera ser todo lo contrario. Una decisión difícil pero no desesperada.

Pero la mano de Zhao consigue que esta historia, que tan fácil sería llevarla al paroxismo, a la demagogia, sea una delicada visión sobre la otra América, la que tiene otros sueños, quizás despiertos, una mirada sentida y amable, pero no exenta de interrogaciones y, por qué no, reivindicaciones. La sobriedad de la narración, los paisajes desérticos que remiten, claro, al western, la partitura de Ludovico Einaudi, ese elenco que se interpreta así mismo y la mirada de Frances McDormand obran el milagro. Una película reposada, que hay que degustar. Muy diferente al anterior trabajo de la actriz, pero igualmente notable.

Lo mejor: Es una de esas películas que te reconcilian con el cine actual.
Lo peor: Tiene cierto aroma a película de Oscar, algo que a priori no es malo, pero puede hacerla parecer impostada.
Nota: 8,5
Otras obras de Chloé Zhao: Songs my brothers taught me, The rider

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s